Doria Medina aún no define apoyo a una candidatura, aunque Mesa lidere sondeos

La Paz, 10 sep.- Unidad Nacional, a través de su jefe Samuel Doria Medina y legisladores de ese frente han rechazado las declaraciones apresuradas del diputado Amilcar Barral, sobre una presunta alianza con Comunidad Ciudadana y su candidato presidencial Carlos Mesa. El tema se definirá recién en diez días, se expresó hoy.

El político y empresario remarcó este martes, luego de los anuncios de Barral, que UN tomará la decisión final de apoyar con su militancia a quien esté mejor posicionado en las encuestas el 20 de septiembre, a un mes exacto de los comicios generales programados para el 20 de octubre.

Encuentro entre Carlos Mesa y Samuel Doria Medina en las acciones del 21F de enero en Santa Cruz.
Encuentro entre Carlos Mesa y Samuel Doria Medina en las acciones del 21F de enero en Santa Cruz. (Foto:ARCHIVO ATB)

“Como hemos dicho: un mes antes de las elecciones anunciaremos a quién apoyamos. Cualquier opinión distinta a esta es especulación. En UN aún debatimos el tema, pensando en la democracia y en Bolivia”, escribió Doria Medina en las redes sociales.

El diputado Barral había señalado ayer en una improvisada conferencia de prensa en plaza Murillo, que UN iba a aliarse con Mesa, al ser el expresidente e historiador el único candidato que puede llegar a las elecciones con posibilidades reales de una victoria.

Sin embargo, la diputada Claudia Mallón desmintió a su correligionario, porque Barral no siguió la línea político partidaria del frente azul amarillo.

“En UN estamos pensando en el bien mayor, que es defender la democracia y la libertad de expresión; aquí no hay negociaciones de por medio. Lo dijimos de cara al país y nuestro líder, Samuel Doria Medina, saldrá con absoluto respeto a decirle a la población, de manera coherente, cuál va a ser el apoyo para el próximo 20 de octubre”, dijo.

Desde UN se maneja la figura del voto útil, es decir, apoyar a quien tenga posibilidad real de ganar la elección o de forzar la segunda vuelta contra el mandatario candidato Evo Morales, más allá de los cuestionamientos a la habilitación del jefe del Movimiento Al Socialismo – MAS, pasando por encima de la Constitución Política del Estado y el resultado del referendo del 21 de febrero de 2016.

La asambleísta departamental Claudia Bravo, también lamentó que Barral salga a los medios a declarar a nombre del partido opositor, pero reconoció que “en todo caso”, se verá quién está mejor en las últimas encuestas, y ese candidato es Carlos Mesa.

UN decidió, a través de su jefe nacional, no participar del proceso de las elecciones primarias de enero ni de la inscripción de alianzas o candidatos a la Asamblea Legislativa.

Desde el anuncio de Doria Medina de dar un paso al costado, la alianza con el Movimiento Social Demócrata del gobernador Rubén Costas, tanto en el Senado como en Diputados, se quebró y el partido verde decidió postular a Oscar Ortiz como candidato presidencial.

En tanto, diputados como Wilson Santamaría o Rafael Quispe, que habían sido electos por UN, se enfilaron en la alianza Bolivia Dice No de Ortiz.

En El Alto, la ciudad que es administrada por la alcaldesa Soledad Chapetón de UN, también hubo divisiones a partir del “desprendimiento político” de Doria Medina.

El concejal Oscar Huanca decidió formar su agrupación ciudadana Venceremos, con miras a disputar la Alcaldía alteña a Chapetón que, públicamente, expresó su deseo de ir a la reelección. La alcaldesa es además, vicepresidenta de UN. (VISORBOLIVIA)

Últimas Noticias

Publicidad