Automóviles generan mayor contaminación acústica en El Alto

El Alto, 10 sep.- La Dirección de Gestión y Control Ambiental realizó el monitoreo de ruido ambiental (acústico) en 28 puntos estratégicos de la ciudad de El Alto durante el Día del Peatón y del Ciclista. Los resultados muestran que el transporte automotor es la principal fuente de contaminación de ruido en la urbe alteña.

Según información brindada por el director de Gestión y Control Ambiental, Álvaro Oblitas, se tomó muestras de contaminación acústica en puntos principales de la ciudad, como La Ceja, altura “El Reloj”; avenida 6 de Marzo, esquina Tarapacá; calle 4 y avenida 6 de Marzo; avenida Cívica; avenida Satélite; estación de la Línea Amarilla del Teleférico; Cruce Villa Adela; Cruce a Viacha; avenida Néstor Galindo; avenida Cochabamba; avenida Litoral, entre otros puntos estratégicos.

Contaminación acústica en El Alto
Análisis de la contaminación acústica en El Alto.

“En los 28 puntos se han tomado muestras durante todo el Día del Peatón y se ha demostrado que el tráfico vehicular es la principal fuente de contaminación de ruido en nuestra ciudad”, aseveró Oblitas.

COMPARACIÓN

De los 28 puntos descritos anteriormente se tiene vías principales de comunicación donde el tráfico vehicular cuenta con una circulación aproximada de 94 a 96 vehículos cada cinco minutos, con una emisión sonora superior, en su mayoría, a los 70 decibeles (dBA).

Por esto, la autoridad informó que en un día normal, en un punto crítico, tanto en la mañana como en la tarde, existe una circulación promedio de 94 a 96 vehículos cada cinco minutos; en el Día del Peatón, esto se redujo a dos vehículos cada cinco minutos.

Existe una diferencia de misión sonora entre un día normal y el Día del Peatón, en promedio, de 14 decibeles, equivalente a 19 por ciento de reducción de ruido ambiental, llegando a reducirse hasta los 30 decibeles.

“Eso quiere decir que en nuestra ciudad, los transportistas tienen que moderarse en el uso de la bocina y con el abuso que algunas veces tienen, gritando las paradas o la ruta de sus vehículos. Por ejemplo, en la Plaza de la Cruz el Día del Peatón, hemos tenido una lectura de 14 decibeles, es como tener el ruido de un dormitorio, sin embargo, en un día normal, los niveles llegan a 78 decibeles, lo que es un ruido bastante molesto. El siguiente paso es que ya tenemos un estudio técnico-científico, que la Dirección de Gestión y Control Ambiental ha llevado adelante”, agregó.

Indicó que el siguiente paso es socializar estos datos con los choferes, tanto del transporte público como privado, en el uso indiscriminado de la bocina.

“Vamos a sensibilizar el tema de que la bocina es una herramienta de emergencia y no para llamar la atención o llamar pasajeros y para ello vamos a procurar anexarnos al programa que lleva adelante el Municipio ‘Ceja Amigable’. Con este programa vamos a ver que el reordenamiento de las paradas de los minibuses sea mejorado y evitar el caos vehicular, para que exista mayor fluidez y menor contaminación de ruidos”, añadió.  (AMI)

Últimas Noticias

Publicidad