Comerciante de mercado paceño falleció y dio positivo para Covid-19

La Paz 8 jun.- Un comerciante de carne que falleció en las últimas horas dio positivo al Covid-19. El mercado Haití, en la zona de Miraflores de la ciudad de La Paz, fue cerrado este lunes para cumplir con el fumigado de los puestos y ambientes, mientras los comerciantes quedarán en observación por 14 días.

Las vendedoras del sector carnicería son las más preocupadas, pues durante estas semanas tuvieron contacto con su agremiado que perdió la vida el fin de semana con cuadro clínico que hizo sospechar de la enfermedad viral. La esposa e hijo del comerciante se encuentran en tratamiento en hospitales Covid del municipio paceño.

El mercado Haití, en la zona de Miraflores de la ciudad de La Paz, fue cerrado este lunes.
El mercado Haití, en la zona de Miraflores de la ciudad de La Paz, fue cerrado este lunes.

Ante este panorama de alarma, la Alcaldía de La Paz determinó cerrar el centro de abasto y pedir a los vecinos que compraron recientemente en el lugar, reportar su estado de salud a la línea 168 Servicio Departamento de Salud (Sedes) para que se proceda con el protocolo de detección de la enfermedad.

Son al menos 62 comerciantes los que estaban trabajando en el mercado Haití y que ahora deberán entrar en aislamiento por 14 días para descartar contagios. Sus puestos de venta y todo el edificio de Miraflores será fumigado este martes y también pasará dos semanas hasta que se vuelvan a abrir sus puertas.

La secretaria municipal de Salud Integral y Deportes de la Alcaldía paceña, Verónica Hurtado, llamó a la tranquilidad de los vecinos de esta zona y recordó que toda información puede ser requerida a la línea 168 para que, de ser necesario, se destinen médicos para la atención inmediata de pacientes.

“Es la línea que nos va a ayudar a detectar a los pacientes que hayan tenido contacto con el paciente positivo y para que podamos mandar a los equipos de respuesta rápida para asumir las acciones correspondientes”, declaró la funcionaria.

MERCADOS Y COMIDA

Paralelamente, el Gobierno Autónomo Municipal de La Paz realizó un operativo de control a los mercados populares de la cuidad donde se evidenció que todavía se atendía al público en los comedores. Ante esa situación, se procedió a explicar a las vendedoras que no está permitida la atención a los comensales en el mercado y solo deben vender comida para llevar.

“A partir de ahora que vamos a ser más estrictos con los controles sabiendo que hay una normativa que tenemos que cumplir y, obviamente, recomendar y recordar que estamos en cuarentena y estas son medidas que se están asumiendo”, sostuvo la directora de Mercados, Paola Valdenassi. La inspección se realizó en los mercados de Max Paredes, Cotahuma y Centro.

En contraste, el comercio de venta de comida “al paso” se multiplicó a partir de este lunes, sobre todo en el centro de La Paz, con los nuevos horarios de trabajo para el sector privado, pero sobre todo del sector público que mueve a centenares de funcionarios de lunes a viernes.

Las salchipapas, hot dogs, hamburguesas y anticuchos que antes se vendían a partir de las 19:00, ahora son manjares para la hora del almuerzo.

Los kioskos de la denominada comida chatarra ubicados entre El Prado y la avenida Mariscal Santa Cruz comenzaron a abrirse desde la anterior semana y ahora van aumentando sus ventas gracias al movimiento que se genera a mediodía. La venta es “para llevar”, aunque ya se observa a la gente comiendo a un lado de los “carros” hamburgueseros que han implementado sus propias medidas de bioseguridad.

//@VisorBolivia//