Madre adolescente asfixió a su hijo porque éste no paraba de llorar

La Paz, 4 jun.- Una mujer de 17 años en estado de gestación asfixió a su hijo y posteriormente, en complicidad con su concubino, enterraron el cuerpo en un lote en construcción, el crimen ocurrió el pasado viernes en la zona de Callapa, pero fue denunciado por el abuelo del menor, recién la tarde del domingo.

Ante el llanto incesante de un menor de dos años, su madre de nombre en reserva por ser aún menor ante la ley, procedió a taparle la boca con las manos por un lapso de tiempo que el cuerpo del infante no logró resistir. El concubino de la mujer que responde al nombre de Elio Quenta, padrastro del menor, al enterarse del hecho intentó esconder el cuerpo en una construcción.

El cuerpo del menor desenterrado cuando llegó la Policía al levantamiento legal.
El cuerpo del menor desenterrado cuando llegó la Policía al levantamiento legal. (Foto:FELCC)

La División Homicidios de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen - FELCC luego de la denuncia presentada por el abuelo del niño fallecido al promediar las siete de la noche del domingo, se constituyó en la avenida La Paz de la zona de Callapa y procedió al levantamiento legal del cadáver del menor. El cuerpo se encontraba envuelto en frazadas debajo de una cama.

Según informe del director departamental de la FELCC, coronel Sergio Bustillos, luego de la muerte del menor, la madre contó lo sucedido al padrastro y este intentó desaparecer el cuerpo enterrándolo en una fosa de una construcción cercana donde trabajaba como albañil con anterioridad.

Ante las preguntas y reclamos del abuelo del niño es que la pareja confiesa lo sucedido y proceden a desenterrar nuevamente el cuerpo para trasladarlo a la casa y esconderlo debajo la cama. Una característica que presenta el cuerpo son quemaduras en el rostro que se presume fueron provocadas por algún compuesto de cemento que afectó la piel durante el tiempo que el cadáver estuvo sepultado.

“Una vez que se tenga el informe del médico forense y las primeras declaraciones se calificará el delito y se derivará al Ministerio Público”, refirió Bustillos.

El niño fallecido fue producto de una relación pasada que la mujer sostuvo cuando tenía 15 años de edad. (VISOR BOLIVIA / Ángel Salazar)

Últimas Noticias

Publicidad