Vitamina D de 100.000 UI cubre la dosis del mes con una sola cápsula

Santa Cruz, 29 jun.-  Los suplementos de vitamina D son una forma fácil, adecuada y efectiva de elevar los niveles de vitamina D cuando es necesario. En Bolivia se comercializan suplementos de vitamina D3 (colecalciferol) en tomas diarias de 400UI, 1000UI, 2000 UI o altas dosis de 100.000 UI en cápsulas blandas que entregan mayor facilidad y comodidad al ingerirlas.

Sin embargo, dependerá de tus niveles, tu facilidad para recordar tomar tu dosis todos los días o la comodidad de preferir dosis altas que puedas tomar cada 1, 2 o 3 meses. Al ser una vitamina liposoluble, se almacena en el tejido graso del cuerpo, y eso permite que exista equivalencia entre tomas diarias, semanales o mensuales; así por ejemplo si tomas 1.000 UI/día, es equivalente a consumir 30.000 UI/mes o 100.000 UI cada 3 meses.

En una sola cápsula se puede tener la dosis del mes
En una sola cápsula se puede tener la dosis del mes

La cantidad de vitamina D que necesitas a diario depende de la edad y tipo de alimentación. Las guías internacionales hacen recomendaciones de tomas diarias, sin embargo, éstas bien podrían ser entregadas en dosis equivalentes con mayor distancia entre las tomas. Es importante saber qué nivel de vitaminas D es normal que debe tener una persona, la mejor forma de saber si tienes niveles normales de vitamina D es a través de un examen de laboratorio, éste mide la cantidad de vitamina D circulante en la sangre y se mide en nanogramos por mililitro de sangre (ng/mL).

La falta de vitamina D se asocia a una mayor prevalencia de enfermedades infecciosas, respiratorias, virales; enfermedades cardiovasculares; autoinmunes como artritis reumatoide, enfermedad de Crohn, esclerosis múltiple; algunos cánceres, diabetes, psoriasis y otras en estudio.

Para tomar en cuenta

Para obtener la vitamina D de forma natural es con la exposición solar, para lo cual necesitas exponer tu cara y brazos o piernas al menos 15 minutos en la mañana o tarde sin protección o factor solar, al menos 2 veces por semana en verano; en invierno debe ser mayor tiempo de exposición y cuando los rayos solares alcancen mayor intensidad. Otra forma es consumiendo alimentos como el  pescado graso como salmón, bacalao, sardina, hígado de vacuno, queso, huevos y algunos champiñones. Sin embargo, las cantidades encontradas en alimentos no alcanzan a suplementar los requerimientos de una persona adulta.

/Prensa