El poder emborracha y corrompe a militantes y partidarios del MAS

Movimiento al Socialismo (MAS).La Paz, 4 Feb.- El viejo dicho “el poder emborracha” fue tomado muy en serio por el ex secretario general de la Prefectura de La Paz, Félix Patzi, a quien la Policía lo sorprendió hoy conduciendo su vehículo en estado de ebriedad. Pero también hay otra expresión popular que afirma que “el poder envilece y corrompe”, esto se aplica al caso de los ex presidentes de la Aduana Nacional de Bolivia (ANB), los generales César López y Wilfredo Vargas, respectivamente, quienes tenían instalado en su despacho una alcoba y un frigo bar.

La osadía de Patzi le costó no sólo la suspensión de por vida de su licencia de conducir, sino también renunciar a sus aspiraciones de ser el próximo gobernador del departamento de La Paz. Agobiado por las críticas y visiblemente golpeado por el incidente que protagonizó la madrugada del jueves, el ex Ministro de Educación, de manera pública, renunció a su candidatura con el argumento de que “no quería perjudicar al proceso de cambio” y que prefería seguir dictando clases en la universidad.

Así Patzi le puso punto y final a su vida pública a la que incursionó en el primero gobierno de Evo Morales. No le quedaba otra a la ex autoridad, porque existía rumores que si no renunciaba a la candidatura el propio Presidente del Estado Plurinacional y Jefe del Movimiento Al Socialismo (MAS) lo iba echar para que la imagen del gobierno y del propio partido oficialista no se deteriore aún más de lo que ya está.

A este lamentable hecho, se suma las revelaciones que surgieron en la Aduana Nacional, intervenida desde ayer por el Ministerio de Transparencia Institucional y Lucha Contra la Corrupción. Se conoció hoy de la existencia de una alcoba con un frigo bar incluido, de uso exclusivo de los ex presidentes de esa institución, los generales del Ejército César López y Wilfredo Vargas, respectivamente. Según los allegados del general Vargas esta alcoba era para que el militar jubilado descanse por sus constantes viajes a Oruro.

“Con sorpresa pudimos constatar que en las oficinas centrales de la Aduana Nacional, existía una alcoba equipada con un frigo bar y otros enceres que deben ser investigados”, dijo la ministra de Transparencia y Lucha Contra la Corrupción, Nardi Suxo.

Consultada si el anterior directorio de la Aduana fue corrupto, la actual presidenta de la ANB, Marlene Ardaya, contestó, por su parte, “sí, es correcta la apreciación, puesto que se encuentran cosas irregulares y un manejo discrecional de la administración pública”.

El propio presidente Evo Morales admitió que la entidad aduanera era una de las reparticiones estatales más corruptas y que había sido loteada por militantes de su partido y dirigentes de las organizaciones sociales que respaldan su gestión gubernamental, por lo que instruyó a la nueva ejecutiva de la entidad aduanera sanear esa institución.

Los días tristes del MAS al parecer no acaban, a la embriaguez de Patzi y los hechos cometidos por los generales López y Vargas, se agrega el desencanto de los sectores indígenas y originarios con la gestión de gobierno de Morales, de quien dijeron “que se cree un rey, es el nuevo patrón de los indígenas; hay que descolonizarlo”.

Aunque hay otros sectores sociales, como la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias “Bartolina Sisa”, que respaldan a ultranza la gestión del presidente Evo Morales, sin importar los hechos de corrupción denunciados.

Texto: Windsor Salas G./ Erbol

También le puede interesar

Últimas Noticias