Concejales, padres de familia y gremiales instalan piquete de huelga de hambre en el Concejo Municipal de El Alto

El Alto, 22 nov.- El objetivo es fortalecer la economía de las familias de los estudiantes de las Unidades Educativas Fiscales, de Convenio y Centros de Educación Especial; en todos sus niveles en el municipio de la ciudad de El Alto.

Iris Flores Presidente del Concejo Municipal de El Alto junto a los legisladores Paola Quispe Medrano, Guadalupe Mamani, Cristhian Estévez y Rogelio Maldonado, junto a los padres de familia iniciaron el primer piquete de huelga de hambre a favor de los estudiantes que tienen menos posibilidades económicas en el municipio de la ciudad de El Alto, toda vez que el país se encuentra en estado de emergencia debido a la pandemia de la COVID-19.

Estévez remarcó que se pagará el bono de 300 bolivianos a 272 mil estudiantes
Estévez remarcó que se pagará el bono de 300 bolivianos a 272 mil estudiantes

 El “PROGRAMA DE BONO ESTUDIANTIL RENUEVA 2021” fue nominado como pago excepcional, debido a que el gobierno central no aprobó una Ley Nacional que habilite al municipio de El Alto, la cancelación de este desayuno escolar, por tal motivo se decidió monetizar con recursos propios del municipio, así lo expreso Cristhian Estévez, presidente de la Comisión de Desarrollo Económico.

“Son 86 millones de bolivianos, que están destinados para el desayuno escolar, no serán tocados porque la Ley no lo permite, porque las autoridades del Gobierno Central no permitieron la monetización del desayuno escolar”, reitero Estévez, señalando que sus representantes en el concejo Wilma Alanoca, Fabiola Furuya y Daniel Ramos se abstuvieron de votar cuestionando el Proyecto de Ley.

El objetivo de este beneficio es brindar todo el apoyo, no solo a los estudiantes, sino también a los padres de familia, quienes en esta etapa de pandemia del coronavirus continúan atravesando serios problemas económicos dentro de sus hogares, declaró la Legisladora Guadalupe Mamani presidente de la Comisión Administrativa Financiera.

La mayoría de los padres de familia trabajan por cuenta propia y la entrega del Programa del Bono Estudiantil, de 300 bolivianos en efectivo para nosotros será de gran ayuda, así lo expreso Rudy Hidalgo Ortiz coordinador de las Juntas Escolares de la ciudad de El Alto, quien anunció que radicalizaran las medidas de presión si no se aprueba el bono económico.

La Federación de Gremiales del Sur de la urbe alteña representada por Raúl Mamani también se sumó a la medida de presión, apoyando a las juntas escolares, porque son también parte de la familia gremial, expreso el dirigente que ingresó a la huelga de hambre iniciada por los padres de familia. Estévez remarcó que se pagará el bono de 300 bolivianos a 272 mil estudiantes con una inversión de 86 millones de bolivianos que irá a reactivar la economía de la ciudad de El Alto.

Prensa CODE