UNAGRO cumple 50 años de modelo asociativo empresarial

18 may.- “Unagro es una empresa poco común. Nació para convertirse en la plataforma de unión y fortalecimiento de cañeros y pequeños productores.  A finales de los años 1960, los precios de la caña no eran los mejores, había sobreoferta de materia prima y baja capacidad de la industria. Los pequeños productores dieron una respuesta al problema, creando Unagro, que concentraba a pequeños y medianos cañeros, y generaba la alternativa de un procesamiento propio”, comenta Alejandro Coronado, Gerente General Corporativo de la Corporación UNAGRO S.A.

A mediados del siglo pasado, el cultivo brindaba poca seguridad para las familias que se dedicaban a la producción de caña, muchas de ellas migrantes de Tupiza, Potosí y Oruro. La estabilidad de miles de personas dependía de los precios que cambiaban de acuerdo con los intereses y posibilidades de la industria en ese momento.

Conmemorarán con varios eventos los 50 años de Unagro
Conmemorarán con varios eventos los 50 años de UNAGRO

“Esta incertidumbre imposibilitaba el crecimiento y desarrollo de esos grupos familiares que formaron comunidad en la localidad llamada “Minero”. Nombre simbólico, en verdad, porque rememoraba -sin quererlo- a las condiciones antiguas de la minería en Bolivia y el mundo; cuando la mayoría de las actividades eran rudimentarias y no se habían organizado de manera de ser sostenibles y generar inclusión social y económica”, explica Coronado.

Los líderes de UNAGRO en ese momento, Roberto Barbery Paz, entre ellos, entendieron que la única manera de conseguir precios razonables y correctos sería rompiendo el monopolio que restringía las oportunidades para las familias de cañeros. Unieron fuerzas, se convirtieron en una empresa con más de mil socios y consiguieron lo que se creía imposible: construir su propio ingenio y generar un producto final de calidad que pudiera sustentar un precio justo para sus productores. Los precios se regularon y los pequeños productores llegaron a entregar la caña a tiempo. “Aquí empezó a cumplirse el sueño, de conseguir un mejor futuro, que les motivó a trasladarse a estas tierras”, dice Coronado.

Hoy el ingenio cuenta con tecnología de punta, ha logrado convertirse en el productor principal de azúcar con 3,5 millones de quintales de producción anual; es decir, ha tenido un crecimiento del 600% desde que empezó. “Y los beneficios de ese crecimiento llegan a todos los socios, las comunidades cercanas y al país”. UNAGRO tiene más de 1.200 socios que han mejorado su calidad de vida y la de sus hijos y nietos. Se trata de la primera productora de azúcar en el país que incursionó en la producción de etanol (2018) que, en mezcla con la gasolina, aporta al cambio de la matriz energética del país. 

Hoy ha crecido a varios otros campos como la recolección responsable, procesamiento y comercialización internacional de la castaña. En este sector también se llevó el modelo asociativo para mejorar las condiciones de vida de los recolectores de castaña en Bolivia y también en una parte del Perú. El resultado de esta incursión ha sido convertir a Bolivia en el principal país exportador de castaña -procesada de alta calidad- a países de cinco continentes (Europa, Asia, América, Oceanía y África).

“Antes, Bolivia le vendía la castaña en cáscara al Brasil, ahí se procesaba y exportaba. Ahora, gracias a la inversión en tecnología y la aplicación de un modelo asociativo, se ha logrado que Bolivia recolecte el producto silvestre de la amazonia, le otorgue el valor agregado y lo venda a los cinco continentes”, ejemplifica Coronado, quien añade que se tienen oficinas locales en Alemania, y Corea del Sur.

Estos 50 años se conmemorarán con varios eventos a lo largo de 2022, destinados a fortalecer a los socios y sus familias y a sensibilizar acerca del modelo asociativo y sus ventajas para todos los ámbitos de la industria responsable.

/Prensa