Mensajes SMS versus redes sociales

23 ene.- Los mensajes cortos o SMS están viéndose sustituidos por otras formas de comunicación como el correo electrónico, la mensajería instantánea y, sobre todo, las redes sociales. Los smartphones, poco a poco, van reemplazando a los teléfonos móviles básicos. Gracias a su capacidad de conectarse a Internet, ofrecen muchas más alternativas a los usuarios.

Además, las aplicaciones móviles para redes sociales cada vez son más comunes y fáciles de usar. Esta tendencia a la baja de los mensajes cortos se nota especialmente en la temporada navideña. El SMS ha dejado de ser el rey de las felicitaciones de Navidad y Año Nuevo. De acuerdo con un reciente informe de Citigroup, el declive de los SMS es mayor en aquellos países donde el servicio está más maduro, donde fueron los primeros en implantarlo.

Los mensajes SMS versus las redes socialesEs el caso de Europa, donde el descenso de uso del SMS es más acentuado. De hecho, Sonera, el operador móvil finlandés, ha reconocido que en su país ha sufrido una reducción del 22 por ciento. Los analistas de Citigroup sostienen que el verdadero impacto de los cambios provocados por Facebook, Twitter y el servicio iMessenger de Apple, que redirige automáticamente los mensajes de texto, todavía no se ha notado.

Los mensajes cortos todavía aportaban cerca de un 14 por ciento a la facturación de los operadores móviles en el primer trimestre de 2011, según Citigroup. Sin embargo, a medio plazo, la mayoría del tráfico SMS se pasará a Internet o estará incluido gratis dentro de paquetes. Por ejemplo, Vodafone ofrece en varios países europeos una tarifa que incluye el envío ilimitado de SMS. Según Citigroup, los países de mayor riesgo para los operadores móviles son aquellos donde predominan los clientes de prepago, como España o Italia.

El descenso de los mensajes cortos no es meramente estacional, es un indicador de profundos cambios estructurales en la industria de la telefonía móvil. A los operadores móviles no les queda más remedio que migrar desde su negocio tradicional basado en voz y SMS, a los servicios de datos y las aplicaciones. (EL DIARIO)