Personas de la Tercera Edad son discriminados por el autotransporte

27 ene.- Ante el continuo maltrato que sufren las personas de la tercera edad por parte de choferes del sector del autotransporte, al no permitir el ingreso de éstos en sus vehículos para su traslado o en su defecto, cobrarles las tarifas normales, la responsable de la Unidad del Área del Adulto Mayor de Gobierno Municipal, María Clara Arias, expresó que con esas decisiones arbitrarias se está cometiendo un acto de discriminación en contra de los ancianos.

Continuamente los choferes vulneran los derechos de los adultos mayores.En ese contexto, la autoridad edilicia acusó a los conductores de violar continuamente la Ley de Trato Preferencial a Personas de la Tercera Edad.

LEY 1886

“La Ley 1886 que se refiere al trato preferente al adulto mayor, establece que no tienen que pagar ni un centavo y esto es incumplido por los choferes que vulneran y violan esta norma, además de discriminarlos por ser ya indefensos físicamente”, resaltó Arias.

Asimismo, cuestionó el hecho de que los choferes ocultan sus conocimientos sobre esta Ley, para continuar con actitudes arbitrarias, como el tema del incremento de tarifas, que de concretarse afectaría mucho a la economía no sólo de los adultos mayores sino de la población en general.

Según su criterio, con las demandas de los transportistas de aumentar sus pasajes, obviamente que afectarán también la economía de los ancianos, sin embargo, esto generará muchas repercusiones y problemas. Acotó que si ello afecta a una persona con vida laboralmente normal, para los personas de la tercera edad será mucho peor.

EXTREMA POBREZA

En ese marco, resaltó que sólo el 20 por ciento de los adultos mayores son jubilados y el 80 por ciento no lo es. Explicó que esta cifra alta se encuentra en situación de extrema pobreza que acentúa aún más especialmente al sector de las mujeres adultas mayores, que sólo sobreviven con el Bono Dignidad de Bs. 200 por mes.

RECHAZO A AUMENTO DE TARIFAS

“Por lo tanto, un incremento de tarifas sería catastrófico para ellos, si cuando algunos ancianitos les piden a los choferes que les lleven por 1 boliviano, estos son negados. No se hasta qué punto serían capaces de llegar los transportistas, sabiendo el mal servicio que brindan, con asientos en mal estado además de no tener una adecuada higiene”, dijo Arias.

Ante estas deficiencias la responsable de la Unidad del Área del Adulto Mayor, informó que se está proyectando una ordenanza de buen trato a las personas de la tercera edad, con relación a la atención especial en el servicio público de transporte.

LA CIUDADANÍA OPINA

En un sondeo efectuado por el DIARIO, la población cuestionó el hecho de que los ancianos sean discriminados por el autotransporte, asegurando que este sector continuamente tiene una actitud abusiva e injusta al cobrarles incluso tarifas normales, y no con el descuento establecido por ley, en ese marco, pidieron sancionar a los conductores irresponsables.

Vicente Herrera (Técnico Electricista)

“Considero que los transportistas incurren en una falta de respeto y de valores para las personas de la tercera edad; deberían ponerse a pensar que algún día ellos también llegarán a esa edad, a ese mismo camino, que en este momento esa situación para ellos es muy difícil de sobrellevar. En cuanto a las tarifas impuestas por los choferes, pienso que es un abuso, porque cobran lo normal como a nosotros, cuando todos sabemos que los ancianos no deberían ni siquiera pagar, pues ellos deben tener una atención especial , no solo en un colectivo sino en todas partes donde se encuentren”.

Elizabeth Méndez (Secretaria)

“Cada vez está peor la situación de la discriminación que sufren los ancianos, especialmente, por parte de los choferes que trabajan con vehículos públicos, ya es un colmo que estos transportistas sean tan abusivos, no tienen consideración ni cuando los abuelitos quieren subir para trasladarse de un lugar a otro, y son dejados en plena avenida. Estos ancianos corren el peligro de ser atropellados, sin embargo, nadie dice nada, ni hace nada, ni siquiera las autoridades policiales que están en la calle como adornos, sin poder ayudar o normar esta situación”.

Señor Rivas

“La manera que actúan estos señores del volante, a veces son muy agresivas con los pasajeros pero especialmente con los ancianos, lo que están cometiendo son actos de discriminación. Yo pido al Gobierno que haga algo contra esto, que por algo se aprobó hace 1 año y medio la Ley contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación, que actualmente con estos actos son realmente vulnerados en esta sociedad. Es por eso que tenemos que respetarnos unos a los otros, ya que la población de la tercera edad además es la más necesitada que necesita nuestra ayuda, y si abordan un colectivo, deben cederles los asientos para que se sienten y descansen”.

Marco Mendoza (Padre de Familia)

“En varias ocasiones, personalmente ví como los adultos mayores son víctimas de discriminación, principalmente por el sector del autotransporte. Una vez, un señor de la tercera edad se encontraba en el colectivo donde yo estaba, cuando avisó que quería bajar el chofer no le hizo caso, yo tuve que gritar para que pare, y al abrir la puerta el transportista lo apresuró para que bajara rápido a gritos, pero como el abuelo no lo podía hacer el vehículo aceleró y este anciano cayó al piso en plena avenida. Es por eso que yo pienso que antes de que Tránsito otorgue la licencia al transportista debería dar un curso de capacitación para una mejor educación y buen trato hacia las personas de la tercera edad, como requisito principal”.

Lidia Vargas (Ama de casa)

“Yo pienso que se debería sancionar a todos los transportistas que incumplen las normas establecidas, de tratar bien a todos los ancianos que suban a un bus público, porque yo veo que en las entidades públicas o privadas las personas de la tercera edad tienen prioridad para la atención pero en los micros no se ve esto. Los adultos deberían tener los mismos derechos de trato en todos los lugares, ya que todos somos iguales, más al contrario, tenemos que ayudarlos, cuando por ejemplo, no pueden caminar o cuando tiene que lleva consigo un bulto, cederles los asientos en los buses y otra serie de aspectos que hagan más llevadera la vida de estas personas”.

Ramiro Chuquimia (Universitario)

“La falta de educación, cultura y la falta de respeto entre otros, hace que los choferes sean agresivos en todos los sentidos, en muchas oportunidades los ancianos piden ayuda para subir a una movilidad pero nadie los toma en cuenta, ni en los micros, ni en los minibuses, ellos tienen que ver la forma de cómo arreglárselas solos, porque existen ancianos en algunos casos demasiados viejitos. Entonces pienso que estos transportistas deben orientarse mejor de cómo son los buenos tratos no sólo a los ancianos sino también a toda la población en general”.