Infanticidio: Fuerte golpe en la cabeza fue la causa real para la muerte del niño de dos años

 

La Paz, 4 jun.- Según el informe forense del Ministerio Publico presentado hoy, la verdadera causa de muerte del niño de dos años, victimado el fin de semana, fue un Traumatismo Encéfalo Craneal provocado por un golpe. Tanto la madre como el padrastro participaron de la acción que provocó la muerte del menor, así como en todas las acciones realizadas para esconder su cuerpo.

Este informe detalla que producto del golpe recibido en la cabeza provocó un vómito en el menor que derivó en asfixia por broncoaspiración. Los estudios realizados al cadáver también muestran indicios de lesiones anteriores a la fecha de muerte, entre ellos, signos en el cuello por haber sufrido un intento de asfixia.

Los aprehendidos fueron derivados a centros carcelarios y son acusados de infanticidio.
Los aprehendidos fueron derivados a centros carcelarios y son acusados de infanticidio. (Ángel Salazar / VisorBolivia)

El fiscal asignado al caso del padrastro, Luis García, indicó que este informe forense descarta las declaraciones de la madre, quien indicaba que el niño falleció cuando ésta le tapó la boca para que dejara de llorar. El delito por el que se dispone la imputación formal de Elio Quenta es infanticidio en el grado de “participación de autor”.

“Hasta el momento, los indicios que tenemos indican que ambos han participado tanto en la comisión del hecho mismo, como en la decisión de enterrarlo y tratar de que el cuerpo desaparezca”, refirió García.

En el caso de la madre, con identidad en reserva por tener todavía 17 años, la fiscal asignada al caso, Rosario Merlo, dijo que ella ya cuenta con imputación formal por el delito de infanticidio. Además, informo que la adolecente se acogió al derecho constitucional a guardar silencio y que dado su estado de gestación y su edad, las investigaciones de este caso han sido declaradas en reserva.

Durante las audiencias de medidas sustitutivas de los procesados se determinaron detenciones preventivas en ambos casos, en el penal de San Pedro para el padrastro y al Centro de Terapia Mujeres de Villa Fátima para la madre.

El pasado viernes la mujer de 17 años y su concubino dieron muerte al pequeño de dos años para luego llevarlo a una construcción con el objetivo de enterrarlo en la zona de Callapa. La madre contó lo sucedido a un familiar que dio parte a la Policía y el fin de semana se produjo el levantamiento legal del cuerpo del pequeño que estaba tendido en una frazada en el piso.

El niño era producto de otra relación de la mujer con otro hombre cuando ella tenía 15 años. Ahora la acusada de infanticidio terminará su nuevo embarazo, de momento, encerrada entre rejas.  (VISOR BOLIVIA / Ángel Salazar)

Últimas Noticias

Publicidad