SUS inicia su implementación sin convenios en tres departamentos

La Paz, 28 feb.- Este viernes arranca la implementación paulatina del Seguro Universal de Salud en Bolivia, una medida calificada como proselitista e insostenible en el tiempo. La carencia de convenios con tres departamentos para la transferencia de competencias y la falta de un reglamento caracterizan esta medida estatal.

Desde la promulgación de las modificaciones de ampliación a la atención en el Sistema Único de Salud - SUS, para poner en marcha el seguro universal para beneficio subvencionado a casi 5 millones de ciudadanos, los médicos del país denunciaron que la medida se caracteriza por la improvisación y cálculo político, toda vez que 2019 es año electoral. 

Médicos saldrán mañana con maquinaria obsoleta a bloquear avenidas de los hospitales.
Médicos saldrán mañana con maquinaria obsoleta a bloquear avenidas de los hospitales / SIRMES

Este viernes, mientras el mandatario Evo Morales haga un acto simbólico para comenzar la atención de pacientes registrados en el SUS en Cochabamba, en La Paz y Santa Cruz el sector médico realizará medidas de protesta como el bloqueo de la avenida Saavedra, zona de Miraflores en la sede de gobierno, donde se encuentra el complejo hospitalario más grande del país.

Así lo confirmó el secretario general del Sindicato de Ramas Médicas de la Salud Pública - SIRMES, Fernando Romero, quien participó en un mitin este jueves.

Para Romero, el SUS no solo provocará caos en la atención de pacientes, al faltar medicamentos, infraestructura e ítems, sino que se procura dar mayores atribuciones al nivel central de gobierno en desmedro a los profesionales médicos y las autonomías departamentales.

Según el galeno, la ministra de Salud, Gabriela Montaño, “tendrá la potestad de contratar y despedir” a los médicos, colocando en esas fuentes a los residentes cubanos o egresados del programa de medicina de la isla, solo por criterios políticos partidarios.

Al rechazo médico se suma la falta de tres convenios intergubernativos con las gobernaciones de La Paz, Santa Cruz y Tarija, que han observado incumplimiento a la Ley Marco de Autonomías y la Constitución Política del Estado, en el traspaso de nueve competencias de las regiones al control del centralismo.

Una de ellas es el paso de los Servicios Departamentales de Salud - SEDES a tuición del Ministerio de Salud.

La Paz, a través del gobernador Félix Patzi, pidió una consulta al Servicio Nacional de Autonomías, ente residual del ex Ministerio de Autonomías, para que se elabore una ley de respaldo a estos traspasos de competencias.

En tanto, el gobernador de Tarija, Adrián Oliva, envió una carta al Ministerio de Salud para solicitar una reunión de coordinación con la ministra Montaño.

Finalmente, Santa Cruz también remitió una propuesta a la funcionaria del área en la que se exige se respeten las competencias atribuidas a los departamentos, pues esa gobernación aplica importantes políticas y presupuesto para la salud de los cruceños.

La ministra tuvo conocimiento de la propuesta y cuestionó que la Gobernación quiera sacar rédito del SUS “sin gastar un peso”.

Las respuestas del oficialismo también fueron de advertencias contra las gobernaciones, sobre todo en La Paz y Santa Cruz, para que activen sí o sí el SUS.

La Federación de Mujeres Trabajadoras Campesinas Bartolina Sisa, amenazó a Patzi con medidas de presión si no aplica el seguro universal en La Paz y consideran que de oponerse “estará atentando contra la salud” de las 20 provincias.

En Santa Cruz, los asambleístas y las juventudes del MAS también amenazaron a Rubén Costas con marchas, bloqueos y exigieron un informe sobre la inversión en el área salud, pues ven que se contrata más personal administrativo, es decir, político, que a profesionales médicos para atender a los cruceños.

En lo legal, el SUS carece de un reglamento para su aplicación en los hospitales de primer y segundo nivel, tal como reconoció este jueves a Fides, el viceministro de Salud, Álvaro Terrazas.

El funcionario, empero, cree que solo faltan algunos acápites que no son obligatorios y que los puntos faltantes, como “la atención, los pagos intermunicipales, y los mecanismos administrativos para las compensaciones entre municipios”, se encuentran en proceso de coordinación final con los municipios. (VisorBolivia)

Últimas Noticias

Publicidad