Ladrillos ecológicos son la nueva propuesta para frenar la basura

- Ch’uxña Uta es finalista del concurso ‘Emprende Ideas en Pandemia’ y busca el apoyo de la población.

- Álvaro Apaza convirtió los desechos en material de construcción que mantiene el calor en la casa.

La Paz, 2 ago.- El déficit habitacional, entendido no solo como la falta de vivienda, sino también como la precariedad de la infraestructura de la casa, es uno de los problemas que Álvaro Apaza identificó en las ciudades de La Paz y El Alto. La otra gran preocupación que tiene es el exceso de contaminación por residuos sólidos urbanos.

Álvaro Apaza convirtió los desechos en ladrillos ecológicos.
Álvaro Apaza convirtió los desechos en ladrillos ecológicos.

“Yo, como alteño, veo la cantidad de basura que hay en las calles. Ahí surge la idea, como ingeniero, de hacer algo con estos residuos y colaborar a mi sociedad”, explicó el profesional, tras afirmar que fue de esta forma que se originó su emprendimiento de ladrillos ecológicos, llamado en aymara Ch’uxña Uta, que traducido al castellano significa casa verde.

Otro de los objetivos que se planteó Apaza fue que las familias de escasos recursos económicos puedan tener acceso a este producto. “También buscamos que las personas tengan  una vivienda cómoda, digna y de calidad, que las familias más necesitadas adquieran los ladrillos a bajo precio y hagan realidad su sueño de tener una casa bonita”, puntualizó el ingeniero industrial, a tiempo de mencionar que esto también beneficiará a los costos en el sector de la construcción. "El ladrillo es un conservador de calor, pues mantiene la habitación con la temperatura ambiente".

Legado. En un principio, Álvaro no contaba con muchos recursos financieros. Sus primeros moldes los realizó de chatarra, los cuales le sirvieron para hacer unos ladrillos pequeños, en comparación con la dimensión de los actuales.

De esta experiencia, en él  surgió el compromiso con su padre fallecido, quien lo motivó a seguir con la idea de “hacer el cambio”. “Si bien uno vive en una realidad que no le gusta, tiene la opción de hacer el cambio, y si no parte de uno mismo, este cambio no va a suceder”, explicó el fundador.

Por su parte, Jorge Velasco, cofundador, remarcó que la propuesta visionaria de Ch’uxña Uta es brindar una vivienda autosostenible, es decir que en ella se pueda utilizar energía natural a través de paneles solares, además de cosechar agua, mediante el almacenamiento de este líquido en tanques y baños secos.

El emprendimiento fue presentado en el concurso Emprende Ideas en Pandemia, en el que es uno de los 15 finalistas de 2.800 inscritos, y busca el apoyo de la gente con su voto a través de Facebook Chuxña Uta Bolivia

Por Milenka Rivera

Fotografías Gentileza de Ch'uxña Uta