Padres de familia dan seguridad en colegios de El Alto

El Alto 11 may.- Los padres de familia decidieron luchar contra la inseguridad en El Alto y conformaron  brigadas escolares para cuidar a  los niños y adolescentes de los distintos colegios.  De acuerdo con los progenitores, esta iniciativa nació luego de las constantes denuncias de raptos de escolares.

“Hace un tiempo un niño se perdió. Dijeron que un automóvil blanco se lo llevó. Todos los padres de familia en especial de su curso junto a los profesores se movilizaron en su búsqueda y apareció dos horas después lejos de la zona donde se encuentra el colegio. Eso es lo raro”, relató una mamá.

Brigadas escolares para cuidar a los niños y adolescentes de los distintos colegios
Brigadas escolares para cuidar a los niños y adolescentes de los distintos colegios

Aseguró que son constantes las denuncias de raptos por lo que se pidió a la Policía que puedan ayudar en la seguridad pero no hubo respuesta, por eso se conformó las brigadas.

La junta escolar junto con los profesores son los encargados de designan a cuatro padres de familia por turno, dos de ellos tienen la misión de realizar un patrullaje preventivo por inmediaciones del colegio.

Garantizarán la seguridad de los escolares en un perímetro de cuatro cuadras a partir de la puerta del colegio y en muchos casos les ayudan a pasar las calles que son muy transitadas por motorizados.

Otros progenitores se quedan cerca de la puerta de ingreso y no permiten que ni los padres de familia ingresen al establecimiento educativo.

“Solo pueden entrar los estudiantes, nadie más. Si algún padre de familia es citado, debe esperar e ingresar luego y no con los escolares”, expresó.

El resguardo se realiza a la hora de ingreso al colegio, pero principalmente a la salida que es donde más movimiento existe en los distintos colegios.

Cada progenitor tiene un chaleco verde que le caracteriza como seguridad escolar.

Los papás conocen quiénes son las personas que normalmente van a las unidades educativas y se dan cuenta cuando una persona es extraña al lugar.

En caso de que existan personas extrañas, se los detiene preventivamente y se llama a la Policía y se solicita que se inicie una investigación.

Asimismo, se decidió que todos los progenitores  tengan un credencial la misma deberán presentar en la puerta de ingreso para recoger a su hijo.

“Se debe tomar todas las previsiones posibles para que nuestros niños estén lo más seguro posibles. No queremos que se pierdan ya que es un dolor grande no saber de ellos”.

//Por Martín Aquino / Extra