Movilizados causan destrozos en El Alto y Gobierno pide investigar a dirigentes

La Paz, 28 jul.- La movilización que se realizó en El Alto para que la fecha de elecciones sea el 6 de septiembre no fue pacífica, pues los movilizados causaron daños a los bienes públicos, destrozaron una ambulancia, agredieron a policías, trabajadores en salud y periodistas.

La marcha terminó en un cabildo en el puente distribuidor de la Ceja de esa urbe; tras el acto, una ambulancia que transitaba por la avenida 6 de Marzo fue agredida por una persona que arrancó uno de sus retrovisores, mientras era alentada por quienes participaron de la marcha.

Movilizados en El Alto destrozan una ambulancia que circulaba por el puente distribuidor de la Ceja.
Movilizados en El Alto destrozan una ambulancia que circulaba por el puente distribuidor de la Ceja.

En el video publicado en redes sociales, se observa que el agresor que llevaba una mochila y de cabellera larga, se acercó al motorizado junto a otros marchistas y trataron de ingresar al motorizado con el fin de evidenciar el traslado de pacientes.

Otro grupo de personas que portaban Whipalas y banderas del partido azul, se dirigieron hacia el peaje donde quemaron llantas y levantaron las barandas de cemento que dividen los carriles de subida y bajada de la autopista que une a la ciudad de La Paz. Además, sacaron las jardineras a la altura de la calle dos de la Ceja.

Estas acciones violentas también se volcaron hacia los periodistas de los medios de comunicación. Los dirigentes eran resguardados por un grupo de ponchos rojos que impidieron que la gente se acerque al secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB) Juan Carlos Huarachi, quien lideró la movilización.

El viceministro de Coordinación y Gestión Gubernamental, Israel Alanoca, pidió al Ministerio Público que inicie un proceso de investigación a los dirigentes que organizaron esta movilización porque están atentando contra la salud de la población, exponiéndolos a un contagio masivo de coronavirus.

"El código penal es claro y señala los delitos contra la salud pública, donde señala que aquellos que propaguen enfermedades graves o contagiosas tiene una pena privativa de hasta 10 años de cárcel. Entonces, en esa lógica es necesario que la Fiscalía inicie de oficio una investigación contra los dirigentes del MAS", puntualizó la autoridad gubernamental.

La concentración y la marcha

Los manifestantes se concentraron en la Extranca de Senkata desde el lunes por la noche; cocaleros del Trópico de Cochabamba y campesinos de Potosí llegaron hasta la sede de gobierno para participar de la marcha.

Aproximadamente a las 09.00 los movilizados se dirigieron hacia la Ceja, con chicote en manos, carteles con mensajes contra el Gobierno y el Tribunal Supremo Electoral (TSE), se abrieron paso con la detonación de dinamitas, hasta llegar al lugar donde se realizaría el cabildo.

En la movilización también se evidenció que los marchistas no contaban con las medidas de bioseguridad necesaria, no tenían barbijos ni mantuvieron la distancia social para evitar posibles contagios de COVID-19.

El viceministro de Régimen Interior, Javier Issa, informó que según reportes de inteligencia, se contabilizó el arribo de 29 buses grandes y 90 minibuses con gente del Chapare para engrosar la marcha de la COB. También se informó que la noche del lunes arribaron varios buses del norte de Potosí.

Los dirigentes, que eran parte de la extinta Coordinadora Nacional por el Cambio (Conalcam), lideraron la marcha. Además estaba Huarachi, dirigente de la COB, Orlando Gutiérrez de la Federación Sindical de trabajadores Mineros de Bolivia, Segundina Flores, de la Confederación de Mujeres Campesinas "Bartolina Sisa", y el exviceministro de Coca, Wilfredo Llojlla.

Al respecto, el ministro de Defensa, Luis Fernando López, señaló que el Gobierno identificó a los dirigentes del MAS que promueven las movilizaciones, en distintas regiones del país. Entre ellos el dirigente cocalero Leonardo Loza, a quien apuntó como uno de los principales instigadores de las protestas en plena pandemia, por lo que anunció los respectivos procesos.

El ministro de Gobierno, Arturo Murillo, informó que se evidenció que los dirigentes del MAS estaban ofreciendo dinero a quienes participaron de la movilización. Explicó que había una oferta de Bs 100 bolivianos, pero como no había gente que se sumó a la propuesta, el monto subió a Bs 200, según reportó Erbol.

Gobierno responsabiliza al Movimiento Al Socialismo (MAS)

Por otra parte, el ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, responsabilizó al Movimiento Al Socialismo (MAS) y su candidato Luis Arce por los futuros contagios de coronavirus que dejarán las movilizaciones convocadas para este martes por el Pacto de Unidad, que aglutina a la COB, la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve), cocaleros del Chapare, campesinos, entre otros.

"Queremos que quede claro: Luis Arce Catacora, los dirigentes del MAS, los cocaleros del Chapare, la COB, la Fejuve y todos los que convocaron para esta movilización serán los únicos responsables de los contagios que se produzcan y el colapso del sistema de salud principalmente en La Paz, El Alto, el Chapare y la propia ciudad de Cochabamba", manifestó Núñez.

Al repecto, el candidato a la presidencia por el MAS, Luis Arce, publicó un mensaje en su cuenta oficial de Twitter, en el justificó que el pueblo se autoconvocó en demanda de que las elecciones se realicen el 6 de septiembre.

"Hoy, el pueblo autoorganizado se moviliza por la vida, la salud, educación, trabajo y la democracia. El mensaje al gobierno de facto es claro: ¡Basta de usar la pandemia para quedarse en el poder y pisotear los derechos del pueblo #RecuperemosLaDemocracia", escribió el candidato del MAS .

Amenazas del dirigente de la COB

La marcha concluyó en un cabildo, donde el dirigente de la COB, Juan Carlos Huarachi, dio un plazo de 72 horas al TSE para restablecer el 6 de septiembre como la fecha de las elecciones generales, caso contrario, anunciaron una huelga general indefinida y bloqueo de carreteras desde el 3 de agosto.

"El problema en el país no es el coronavirus, el problema es este Gobierno incapaz que no dio atención en el momento oportuno. (...) Les estamos dando un plazo de 72 horas para que el Tribunal Supremo Electoral se retracte y cumpla las elecciones el 6 de septiembre. Si este cabildo no es escuchado, el día lunes 3 de agosto empieza la huelga general indefinida, empieza el bloqueo nacional en los nueve departamentos", advirtió el dirigente afín al MAS.

//Fuente ABI