En El Alto intervienen fábrica clandestina de licores

El Alto, 5 ene.- La Intendencia Municipal de esta urbe, intervino en pasadas horas una fábrica clandestina de la producción de licores adulterados que eran envasados sin contar con registro sanitario, menos las normas exigidas por el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (SENASAG).

El secretario de Seguridad Ciudadana, Dorian Ulloa, informó que esta fábrica clandestina se falsificaba tras marcas de conocidas bebidas alcohólicas. La factoría ilegal funcionaba frente al colegio Antonio Paredes Candia de la zona de Villa Ingenio del Distrito 5.

Intendencia Municipal interviene fábrica clandestina de licores

Producto de la intervención cuatro personas fueron aprehendidas, el propietario del domicilio y tres empleados. La Intendencia Municipal, decomisó las maquinarias, bebidas y botellas de plástico.

Ulloa informó que es uno de los operativos más grandes que ha realizó la Intendencia Municipal, es una fábrica de producción semi-industrial de bebidas alcohólicas que no tenían ninguna licencia, registro sanitario, laboratorio, normas de bioseguridad exigidas para éste tipo de actividades.

“Todos estos productos eran falsificados, tenían los sellos, registros para adulterar todo, desde el contenido hasta la presentación final. Esta ya es una producción industrial que nos preocupa porque este producto es consumido por la gente joven por el bajo precio por lo que esta intervención es muy positiva y un punto alto para el municipio porque significa retirar miles de botellas de alcohol en El Alto y otros municipios es una buena noticia y estos son los resultados”, afirmó en entrevista a un medio televisivo.

Añadió que estas acciones no concluyen con éste operativo, sino determinar la calidad del producto que llegaba al mercado pero además detectar otras actividades similares.

“Estamos seguros que este es sólo uno de los varios  que se tiene ya se tiene el proceso aperturado no sólo el municipio sino la empresa afectada y se determinará el daño a la empresa, pero además a la salud de los jóvenes que accedían a estos productos. Era una fábrica montada para falsificar por lo que vamos a continuar con estos operativos”, advirtió.

Una de las representantes de las empresas legalmente establecidas y afectadas con la falsificación de sus productos, anunció que se constituirán en parte querellante contra los propietarios de la fábrica clandestina. Denunció que estos productos falsificados se comercializan en 15 bolivianos, dañando la economía de las empresas legalmente establecidas. (AMI)

También le puede interesar

Últimas Noticias