5 feb.- Leila Castro (hija de David Castro) no solo se convirtió en una de las figuras emblemáticas del humor y la comedia boliviana. A lo largo de su vida incursionó en varias facetas y una de ellas tiene que ver con la lucha libre.

Leila es actriz, comediante, presentadora de televisión y radialista, el pasado domingo compartió cuadrilátero con Mariposa rivalizando a Silvina y Desertor.  Fue una pelea espectacular llena de adrenalina y gracia. 

La pelea de Leila fue la primera del pasado domingo

Según relató Leila, se hizo presente un par de domingos en la Arena del Teleférico Rojo de El Alto y recibió las provocaciones de las cholitas luchadoras insinuándola subir al ring. Así fue como se le presentó la oportunidad de practicar este deporte junto a los grandes del costalazo nacional e internacional.  

La pelea de Leila fue la primera del pasado domingo, la fanaticada fue testigo de acrobacias peligrosas, trenzasos, golpes, drama, cabezazos, chicotazos, bromas y mucha acción. Pero todos se fueron satisfechos y contentos con el espectáculo de la hija de David Castro. 

En la lucha estelar la gente coreaba “Leila, Leila, Leila” como una manera de apoyo a la polifacética comediante. Los que tuvieron mayor suerte estiraron los brazos y lograron tocar a la heroína identificada con el bando de los técnicos quien lucía una coqueta pollera de color celeste. “Después de verla en la televisión ha sido grato disfrutar de su agilidad encima del cuadrilátero", declaró una aficionada.      

Al concluir, Leila se tomó selfies con el público como una forma de gratitud. La lucha libre o “cachascán”, como le decían los abuelos sigue vigente en El Alto y trae sorpresas para grandes y chicos.  

Leila Castro junto a las cholitas luchadoras de El Alto
La comediante castigada por sus rivales

/Prensa