Delitos informáticos en la mira de abogados

La Paz, 9 ene.- Venta de drogas, pornografía infantil, estafas piramidales, inducción al suicidio, secuestro de información, hurto a cuentas bancarias y tarjetas de crédito, extorsiones sexuales, suplantación de personas y hasta hechos de corrupción cuyo rastro intenta borrarse a través del ciberespacio. Esos son algunos de los delitos que se están cometiendo vía internet en el país y su aumento constante ha convertido esa plataforma en un nuevo frente de batalla contra el crimen organizado.

Más allá de la falta de normativa, la vulnerabilidad responde a dos factores: falta de “testeo” de seguridad por parte de los programadores de algunas empresas  y la instalación  de software no autorizado por parte de los usuarios, desde allí surgen los delitos informáticos.

Rime Choquehuanca, durante un seminario donde abordaba el “ciberpatrullaje”
Rime Choquehuanca, durante un seminario donde abordaba el “ciberpatrullaje”

Rime Choquehuanca, exfiscal anticorrupción, especialista en materia penal, criminología y derecho constitucional afirma que “en Bolivia existe una carencia de normas jurídicas que regulen los delitos informáticos, así que se puede vulnerar todo. En otros países los crimines digitales incluso están penados con cárcel, en nuestro país ni siquiera tiene una multa ligera”.

Durante un seminario el jurista explicó  “que una mujer de treinta años de Medellín fue hackeada su cuenta de Facebook y su número de WhatsApp. Pese a que ella cambió todas sus cuentas, ya habían sido publicados en una página de internet foto suyas, números de contacto y datos como la ubicación de su casa. Otra víctima denunció que ingresaron ilegalmente a sus redes sociales y le borraron sus fotos: en lugar de ellas pusieron fotos pornográficas”.

¿Cómo evitar ser victima de los delitos informáticos?

El jurista recomienda para evitar ser víctima de los delitos informáticos, proteger los dispositivos conectados a internet (wifi gratuito), eliminar siempre los archivos o correos sospechosos, evitar hacer clic en vínculos o archivos desconocidos, guardar con frecuencia una copia de seguridad de sus archivos (backup), revisar periódicamente sus movimientos de tarjetas de crédito, y cuando compre por internet verifique que el portal cuente con protocolos de seguridad.

Choquehuanca, pretende trabajar juntamente con la policía y atrapar delincuentes que cometan fraudes informáticos, anhela registrar el primer libro de “ciberpatrullaje” enfocado al tráfico de prostitución infantil que utiliza la red internet para promover los delitos informáticos siempre teniendo como estructura la investigación criminal.

Texto y fotos: Alberto Medrano (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Últimas Noticias

Publicidad