Mamás, entre el trabajo y la educación de los hijos

Miguelina Pasari de 66 años tiene seis hijos que hoy significan su razón de existir.La Paz, 27 may.- Miguelina Pasari (66) tiene seis hijos que hoy significan su razón de existir. Sin embargo, su vida estuvo signada por sacrificios porque abandonó su vivienda junto a sus retoños por los maltratos que le infería su esposo.

Su primer hijo llegó a sus 33 años. En ese entonces vendía comida y conoció a su compañero que trabajaba como portero. Ahora tiene un puesto de dulces en El Prado, que le reporta ingresos económicos que le ayudan a sustentar a su familia.

Recuerda con tristeza todos los sacrificios que tuvo que hacer para educar y alimentar a sus hijos: “Pase mucho sufrimiento con mi esposo, que no aportaba ni con un cuaderno para mis hijos, me hacía la vida imposible, me golpeaba y me dejaba una semana en cama sin poder levantarme, y después de mi operación empezó a insultarme porque no podía trabajar, tuve que dejar mi casa para que mis hijos no sufran”.

Todavía le quedan fuerzas para luchar por sus hijos, que ya son mayores. “Aunque algunas veces me hacen renegar, pero yo los traje al mundo y me siento feliz con ellos, nunca les faltó nada. Durante mucho tiempo me levantaba a las cuatro de la mañana para dejar lista la comida y salir a trabajar en la calle”.

Sin embargo, bebió tragos amargos por culpa de sus hijos. Por ejemplo, una de sus hijas se fue del hogar sin decir nada, abandonando a sus hijos, de los cuales ella tuvo que hacerse cargo. Otro de sus hijos permanece recluido en la cárcel de San Pedro acusado de robo.

“Yo no tengo días de festejo. Hoy espero visitar a mi hijo porque lo calumniaron, sólo el Señor sabe cómo pasaron las cosas, no entiendo qué pasó, yo crié bien a mis hijos, nunca los tuve en la calle, siempre estuve pendiente de sus tareas, les enseñé a limpiar, a cocinar, a ser buenas personas; ellos son mi vida, no quiero que sufran todo lo que yo viví”.

Cuenta que desde muy temprano instala su puesto de dulces a la espera de clientes, que muchas veces regatean por los precios, o sufre el robo de algunos productos.

También le puede interesar

Últimas Noticias