Enfrentamientos entre UPEA y Policía dejan cinco efectivos heridos

La Paz, 14 jun.- Este jueves se produjo el mayor enfrentamiento entre los estudiantes de la Universidad Pública de El Alto – UPEA y la Policía Nacional. La jornada concluyó con cinco efectivos heridos y una decena de manifestantes arrestados, mientras se rechaza el diálogo condicionado que planteó el régimen central.

A mediodía, la marcha de la UPEA que demanda mayor presupuesto a través de la modificación de la Ley 195 de Coparticipación Tributaria, trató de avanzar hacia plaza murillo. El perímetro fue cercado por la Policía incluso calles más abajo del centro político del país.

Policía quedó amarrado e sus propias sogas y fue arrastrado por los marchistas.
Policía quedó amarrado e sus propias sogas y fue arrastrado por los marchistas, / Foto: RRSS

La marcha llegó a una de las cuadras en la que los efectivos tenían una barricada con cuerdas alrededor. Los estudiantes jalaron esas cuerdas y en un momento un policía quedó amarrado de pies y fue arrastrado un par de metros por la turba.

En otro punto del cerco policial, un grupo de manifestantes comenzó a atrincherarse y preparar bombas molotov. En un instante varios estudiantes avanzaron con petardos y lanzaros esas botellas que explotaron en medio de los pies de los policías y el propio carro Neptuno, que al tratar de reprimirlos también quemó sus llantas delanteras.

De estos hechos, el viceministro de Régimen Interior, José Luis Quiroga, reportó cinco efectivos policiales heridos, uno con quemaduras en su pierna izquierda.

El comandante departamental de La Paz, coronel Eduardo Rivera, aseguró que los marchistas actuaron de forma premeditada, pues se evidenció que prepararon las bombas molotov para agredir a los efectivos.

Ya en la noche, el rector de la UPEA, Ricardo Nogales, lamentó la violencia de la jornada, pero apuntó a “gente infiltrada” en el conflicto, que generó esa confrontación.

“Es indignante cómo ha recaído la represión en la universidad”, dijo en referencia a la acción policial y denunció “persecución” en su contra, pues el régimen comenzó a activar a sus dirigencia en El Alto para pedir la renuncia del rector.

Nogales recordó que las movilizaciones no son determinación suya sino de toda la comunidad de la UPEA, entre docentes, estudiantes y administrativos, que ven insuficientes y no sostenibles en el tiempo, la propuesta de Bs 70 millones que el régimen propuso en la mesa de diálogo.

El presidente de la Cámara de Senadores, Alberto Gonzáles, volvió a convocar a esa mesa de debate a las autoridades universitarias, pero con la condición de levantar las medidas de presión. Por su lado, dijo, se sugerirá retirar los spots televisivos que se difunden en los medios masivos. Dicha propaganda está destinada a desprestigiar a la UPEA.

Sin embargo, Nogales, abordado por los medios de cobertura en la noche, fue tajante al señalar que la UPEA no aceptará ese diálogo condicionado.

Finalmente, el viceministro Quiroga denunció el secuestro de una movilidad de la UPEA en al que se encontraron explosivos a ser usados en las siguientes marchas.

También se arrestó a diez estudiantes, entre ellos el dirigente de la FEdración Universitaria Local . FUL, Franz Contreras y un menor de 17 años, estudiante de primer año de Ingeniería de Sistemas.

La parte jurídica de la UPEA se trasladó a celdas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen – FELCC, esperando la liberación o acción procesal contra estas personas. (VISOR BOLIVIA )

Últimas Noticias

Publicidad