Deserción escolar en Bolivia bajó de 7 a 1,6%

La Paz, 13 abr.- La deserción o abandono escolar en el país se redujo de 7 a 1,6 por ciento desde la aplicación del Bono Juancito Pinto, así lo informó ayer el viceministro de Educación Especial y Alternativa, Noel Aguirre.

Al inicio del programa social, el 2006, “teníamos la deserción con una taza cerca del 7 por ciento, es decir de 100 escolares, siete dejaban la escuela. Ahora estamos por debajo, se llegó al 1,6 por ciento, lo que significa que hay un fuerte estímulo a la educación”, dijo la autoridad.

La declaración de Aguirre surge a tiempo de la celebración del Día del Niño boliviano y de los avances de las políticas aplicadas a favor del sector estudiantil.

En el programa El Pueblo Es Noticia por el canal estatal Bolivia Tv, el ministro indicó que el mensaje principal es el compromiso de “mejorar la permanencia y calidad en la educación fiscal”.

Según Aguirre, hace nueve años, desde la recuperación de los recursos hidrocarburíferos de manos transnacionales y la nacionalización de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Bolivia generó marcados excedentes y el presidente Evo Morales decidió destinar los dineros a los niños y niñas a través del Bono Juancito Pinto.

Desde ese entonces, cada año, los estudiantes de primaria y secundaria de las unidades educativas fiscales y de convenio perciben un incentivo de Bs 200.

Según Aguirre, el 2014, el bono social se distribuyó a 2.500.000 estudiantes de primaria y secundaria del país esto demandó una inversión de 450.973.000 bolivianos.

De los incentivos

Para lograr los objetivos planteados enmarcados en la Agenda 2025 sobre el acceso a la educación, el Gobierno ha creado en los últimos años otros incentivos como las olimpiadas científicas a nivel nacional. También competencias deportivas y otros aspectos como la dotación de computadoras.

Libretas digitales facilitan trabajo

Las libretas digitales tienen el propósito de facilitar el trabajo y ahorrar tiempo a los profesores.

El viceministro de Educación Alternativa y Especial, Noel Aguirre, indicó que ahora los maestros pueden facilitar la modalidad de llenado de libretas sin tener que estar calculando, ya que las computadoras tienen la capacidad de hacerlo.

Y con un programa adecuado los maestros podrán insertar las notas a la computadora y está calculará los datos automáticamente. Asimismo, los padres de familia ya no tendrán que ir a los colegios para preguntar por las notas de sus hijos porque podrán hacerlo por vía internet y podrán descargar las libretas.

Aguirre mencionó también que en el mundo globalizado en el que se vive, la educación debe “estar al corriente de la tecnología y dejar los viejos esquemas”.

Respecto a la educación especial, Aguirre afirmó que antes se trabajaba por una cuestión asistencial, pero ahora existe una institucionalidad. Porque por primera vez los niños con discapacidad tienen a maestros especializados y cuentan con un currículo de estudio. En los años 2000 solo asistían 6 mil alumnos, en la actualidad son 17 mil. (Cambio)

También le puede interesar