Justicia dicta medidas sustitutivas para Jhiery Fernández

La Paz, 3 oct.- Desde el Tribunal de Justicia de La Paz se declaró este miércoles medidas sustitutivas para el médico Jhiery Fernández, entre ellas detención domiciliaria, con lo que el galeno sentenciado por el caso del bebé Alexander deberá dejar el penal de San Pedro en las siguientes horas, luego de casi cuatro años de encierro.

Con una Biblia en la mano, así recibió el doctor Fernández la decisión de la justicia que le dictó detención domiciliaria, arraigo, presentación de cuatro garantes y la prohibición de comunicarse con otras personas involucradas en el caso.

Médico Jhiery Fernández logra el primer paso para demostrar su inocencia.
Médico Jhiery Fernández logra el primer paso para demostrar su inocencia. (Foto: RRSS)

Después de dos horas y media, las jueces Margot Pérez y Elisa Lovera aceptaron la apelación de la defensa para cesar la detención preventiva que Fernández cumple en el panel de San Pedro desde diciembre de 2014, cuando fue acusado de ser el autor de una violación al menor de ocho meses en el Hogar Virgen de Fátima, donde el médico cumplía su labor. Los indicios apuntan a que el delito nunca ocurrió.

La audiencia de apelación a la negativa que dio la pasada semana el Tribunal Décimo de Sentencia para cesar la detención preventiva del médico, comenzó a las 17:00 en la Sala Penal Tercera con la presencia de familiares, colegas y activistas a favor de Fernández.

El abogado Cristian Alanes explicó a los medios de cobertura, que se descartaron todos los riesgos procesales que la Fiscalía había argumentado para mantener encerrado a Fernández. Destacó además que se haya logrado levantar la reserva en la audiencia, a diferencia de aquella sesión desarrollada el 25 de septiembre que duró 11 horas.

Alanes explicó que su cliente deberá dejar el penal de San Pedro entre 48 y 72 horas, luego que se efectivicen los trámites correspondientes.

A su turno, la abogada de Sandra Madeni, otra de las acusadas con sentencia en el caso, Suleika Lanza, remarcó la tarea de Alanes y adelantó que con esta determinación, la defensa conjunta apelará el caso de los otros dos co-sentenciados.

“Se ha restablecido por dos heroicas mujeres un sistema que estaba corrompido”, declaró a Unitel, aludiendo a las jueces Pérez y Lovera.

Afuera del tribunal, un grupo de personas con carteles y globos blancos y celestes hacía vigilia en espera de la salida de Fernández, quien es considerado como un preso inocente, luego que un audio revelado por Página Siete y ATB evidenció que la juez Patricia Pacajes sentenció al médico bajo presión de la comisión de fiscales al mando de Susana Boyán y Edwin Blanco, entre otros.

Al conocer la determinación judicial, Norma Sumi, madre de Fernández, agradeció el fallo de rodillas y con las manos al cielo. “Dios es justo y poderoso, gracias a Dios se ha hecho justicia. Agradezco al Señor y también agradezco a toda Bolivia que nos ha acompañado”.

Dijo que abrazó a su hijo y le dijo que ya estará con ella y su familia en su hogar.

También le mandó un mensaje al mandatario Evo Morales, intercediendo por la carrera profesional de su hijo.

“Le pido señor presidente me lo dé trabajo a mi hijo, un profesional que se ha perjudicado cuatro años ahí adentro. Démelo trabajo porque él tiene que salvar vidas”, expresó.

Fernández salió de forma rauda en una patrulla procesal rumbo a San Pedro donde deberá permanecer un par de días antes de volver a su hogar y así comenzar a lavar su imagen hasta que se pueda apelar la sentencia y verificar su inocencia ante la justicia boliviana.

Ya al reingresar al penal de San Pedro, Fernández dio algunas palabras al periodista Carlos Quisbert, quien siguió el  caso desde 2014.

"Se ha hecho justicia, por lo menos en parte, después de casi cuatro años", declaró. (VISOR BOLIVIA)

Últimas Noticias

Publicidad