Choferes del transporte pesado celebran en Pisiga fallo de la CIJ con bocinazos

La Paz, 24 sep.- Decenas de choferes del transporte pesado de carga internacional de Bolivia, que están parados en Pisiga, frontera con Chile, porque carabineros de ese país les impidieron el paso, celebraron el jueves con bocinazos el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

"Tenemos una primera denuncia que en el paso fronterizo en Pisiga no estarían dejando pasar a las unidades de transporte boliviano que estarían llegando a los puertos del Pacífico concretamente a puerto de Iquique; sin embargo, hemos instruido a nuestros conductores que puedan celebrar el fallo de La Haya con un toque de bocinas, efectivamente va más allá de nuestro sentimiento patriótico con sentimiento de justicia que se ha realizado", explicó a la ABI el presidente de la Cámara de Transporte Pesado de la ciudad de El Alto, Gustavo Rivadeneira.

Minutos antes, la Corte de La Haya rechazó el recurso preliminar invocado por Chile, que impugnó su competencia y ordenó la prosecución del juicio marítimo planteado por Bolivia.

Ante esa determinación, Rivadeneira, entre sollozos destacó que se haya hecho "justicia", porque el sector continuamente sufre discriminaciones y atropellos en puntos fronterizos y puerto de ese país vecino.

Dijo que el sector está preocupado porque con esa decisión de la Corte de la Haya, Chile podría tomar represalias con el sector.

"Siento que Bolivia merecía una decisión de parte de la Corte con mucha justicia. Sin embargo, también nos encontramos como transportistas preocupados porque es un revanchismo que lo venimos sufriendo en los últimos tiempos por parte de Chile, primero ante los intereses empresariales, particulares", protestó.

Por otra parte, dijo que el fallo es una oportunidad para que el Gobierno pueda elaborar políticas de protección al comercio internacional boliviano. (ABI)

También le puede interesar