Embajadores comunistas en Bolivia cierran filas para defender al régimen de Maduro

La Paz, 7 feb.- (Visorbolivia) Los embajadores de Venezuela, Nicaragua y Rusia en bolivia, manifestaron su respaldo al régimen de Nicolás Maduro y con ello cerraron filas para denunciar lo que consideran una amenaza a la “dignidad y soberanía” del país caribeño, gobernado hace dos décadas por el chavismo y sumergido hoy en la crisis social.

Entrevistados en el canal pro gubernamental Abya Yala, los embajadores de Venezuela, Crissbeylee Gonzáles, de Nicaragua, Elías Chévez y de Rusia, Vladimir Sprinchan, coincidieron en señalar que la única salida a la crisis social desatada en el vecino país es el “diálogo político”.

Embajadores de Rusia, Nicaragua y Venezuela en el programa Sobre la Mesa.
Embajadores de Rusia, Nicaragua y Venezuela en el programa Sobre la Mesa. (Foto:ABYA YALA)

El diplomático ruso fue más cauto en sus afirmaciones, pero lanzó indirectas a Estados Unidos al considerar que “los planes y experimentos” de otras décadas para interferir en naciones del continente “no pueden repetirse”.

“La tarea de la comunidad internacional es ayudar a la comunidad política en Venezuela a llegar a un entendimiento”, declaró Sprinchan.

Venezuela vive una crisis política de magnitudes desde que el diputado de oposición Juan Guaidó se autonombró presidente encargado de ese país, basado en una disposición constitucional que contrasta con la reciente reelección de Maduro y su juramentación el 10 de enero por otros seis años de gobierno.

El primer reconocimiento al presidente encargado se dio en EEUU y a ello se fueron sumando países de la región, sobre todo el Grupo de Lima, además del Parlamento Europeo y algunos pronunciamientos desde Centroamérica.

En tanto, el embajador nicaragüense fue más crítico con Guaidó a quien incluso llamó “agente del imperio”, en un discurso común de los países del llamado socialismo del siglo XXI para referirse a todo opositor a sus regímenes totalitarios.

“Ese muchacho fue formado por los EEUU, no es un angelito como lo presentan, es un terrorista y un alfil del imperio norteamericano que cumple un plan”, citó Chévez.

El delegado nicaragüense en La Paz es un funcionario de Daniel Ortega, otro país cuestionado por el debilitamiento de su democracia interna, la vulneración a los derechos humanos que incluyen represiones policiales y militares con decenas de muertos y la manipulación judicial para forzar la reelección del matrimonio de mandatarios.

Finalmente, la embajadora venezolana criticó una y otra vez a EEUU y al presidente Donald Trump por pretender invadir Venezuela y “derramar sangre” por intereses geopolíticos.

La salida, dijo Gonzáles, es lograr la paz en Venezuela “con independencia y soberanía” y sin la intervención de la potencia del norte.

El régimen de Nicolás Maduro fue sancionado por la Casa Blanca con el congelamiento de cuentas de la cúpula chavista, además de las recientes acciones económicas a la estatal petrolera PDVSA han dejado bloqueados los espacios que antes tenía el gobierno socialista.

La salida a través del diálogo político es lo que se puso en debate este jueves en Montevideo, donde se reunieron representantes de Venezuela, México, Uruguay y Bolivia, además de la Comunidad Europea que llevó la iniciativa multilateral.

Sin embargo, la primera conclusión del Grupo Internacional de Contacto fue sugerir la convocatoria a nuevas elecciones presidenciales “libres, transparentes y creíbles, de conformidad con la Constitución venezolana”.

Bolivia, a través del canciller Diego Pary, rechazó esa opción y se retiró de la reunión diplomática, mientras Uruguay, con su presidente Tabaré Vasquez, sorprendió al sumarse a las voces por nuevas elecciones, dejando atrás la postura "neutral" del último mes.

Últimas Noticias

Publicidad