Responsabilidad recaerá en delegados encargados de inscripciones en partidos

La Paz, 21 nov.- El caos provocado por las militancias no consentidas en las tiendas partidarias, conocido a partir de las recientes consultas al Tribunal Supremo Electoral - TSE, implica una responsabilidad penal que deberá recaer ante aquellos delegados que tuvieron a su cargo la inscripción de personas en los libros notariados de cada partido político.

El Órgano Electoral deslindó responsabilidades a los partidos políticos por las inscripciones de ciudadanos que nunca aprobaron su registro en las tiendas oficialista y opositoras. Sin embargo, una acción penal recaería en personas y no en las siglas, según explicó el vocal del TSE, Idelfonso Mamani.

Partidos apresuraron la inscripción de militantes para cumplir plazos de las elecciones primarias.
Partidos apresuraron la inscripción de militantes para cumplir plazos de las elecciones primarias. (Foto:ARCHIVO LOS TIEMPOS)

“De existir algún tipo de situación que se calificara como delito, correspondería en su caso que investigue la justicia ordinaria y los responsables del hecho llegan a ser personas, no instituciones”, declaró a los medios de cobertura.

El representante por La Paz del nuevo frente de derecha Alianza Liberal, Rodrigo Peró, también advierte que el tema de las falsas militancias implica responsabilidades penales que el Ministerio Público debe investigar.

“En el caso de los partidos que presentaron libros con militantes ficticios para obtener la personería jurídica, aparte de los delitos de falsedad material, falsedad ideológica y uso de instrumento falsificado (sin descartar la suplantación de identidad) en el que incurrieron los representantes y militantes que presentaron sus libros (que deben ser perseguidos por el Ministerio Público), también se debe tomar en cuenta la posibilidad de solicitar la inhabilitación de la personería jurídica del Partido Político que incurrió en esta falsedad para obtenerla”, citó.

Las responsabilidades, agrega, recaen sobre los dirigentes y representantes legales de los partidos en cuestión, que deben ser sancionados por el TSE.

Los afectados deberán iniciar un proceso penal, identificando a los responsables del llenado de libros que inscribieron incluso a políticos o funcionarios estatales en tiendas partidarias contrarias a sus militancias originales.

Es el caso del asambleísta del Movimiento Al Socialismo - MAS, Gustavo Torrico, quien amenazó con un juicio a quien fue el responsable de inscribirlo en filas del Frente Revolucionario de Izquierda - FRI, del candidato Carlos Mesa.

“Lo siento por él, pero yo no soy de los que tranza. Así es que conmigo no va a haber eso de discúlpeme me equivoqué. Se jodió, así de simple”, dijo a Erbol el oficialista.

El activista y analista Iván Arias ha convocado a la ciudadanía afectada a presentar su registro en la aplicación “Yo Participo” del ente electoral, como prueba de estos delitos penales y delitos electorales. (VisorBolivia)

Últimas Noticias

Publicidad