Guerra del Gas de 2003 utilizó la comunicación alternativa

La Paz, 18 oct.- La viceministra de Políticas Comunicacionales, Claudia Espinoza, destacó la importancia de la comunicación alternativa en la participación de mujeres, vecinos, movimientos y organizaciones sociales de la ciudad de El Alto en la Guerra del Gas, que logró derrocar al gobierno neoliberal de Gonzalo Sánchez de Lozada en los hechos de octubre de 2003.

En una exposición realizada en el auditorio de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), en un evento organizado por la carrera de Ciencias de la Educación y la Vicepresidencia del Estado Plurinacional, Espinoza transmitió algunas de las experiencias que como comunicadora social vivió en la urbe de El Alto durante los sucesos de octubre.

Destacó la importancia del proceso comunicacional y del papel que jugó la radio como medio de comunicación en un determinado momento, como instrumento de denuncia, porque mientras los medios privados, en especial los televisivos, difundían películas, la radio trasmitía testimonios en vivo de lo que ocurría en ese momento en El Alto.

En su criterio, la comunicación tampoco debe considerarse como exclusiva para los periodistas, sino que puede ser utilizada por las organizaciones sociales, las mujeres, los pueblos indígenas y algunos sectores relegados, con la elaboración y sistematización de mensajes bien estructurados.

Espinoza puso como ejemplo la coyuntura que se vivía en 2003, incluso antes de los hechos de octubre, porque junto a un colectivo denominado Yndimedia trabajó con diversas organizaciones sociales y viajó a varias comunidades de las 20 provincias del departamento de La Paz, desde donde se gestaron muchas de las demandas de la agenda de 2003. Son demandas de la agenda social, económica y política, que se gestaron desde la propia gente de la ciudad de El Alto, aunque también hubo participación de algunos dirigentes.

En el evento, los organizadores difundieron el video documental Aunque se caiga el cielo, que fue producido en conmemoración de la lucha del pueblo alteño y en cuya elaboración y producción participó la Viceministra de Políticas Comunicacionales.

Espinoza explicó que el propósito de este video fue registrar los rasgos de las víctimas de octubre, tanto de los heridos como de los familiares de los fallecidos. “Queríamos aportar con pruebas al Comité Impulsor del Juicio de Responsabilidades a Gonzalo Sánchez de Lozada. Sin embargo, después de nueve años y aunque algunos de los responsables fueron juzgados, estamos esperando el retorno de Sánchez de Lozada para que éste sea juzgado en el país y vaya directo a Chonchocoro”.

También socializó el libro Memoria testimonial de la Guerra del Gas, producido en 2004, que presenta un análisis de la rebelión de septiembre y octubre de 2003, que logró sacar al Gobierno más radical del pensamiento liberal.

“En éste se presenta una cronología de los hechos de 2003, además de una sistematización de datos, de personas heridas, de víctimas fallecidas y se hace una radiografía de cada una de ellas”.

El derecho de la información

Además de la importancia de algunos medios de comunicación radial, que jugaron un papel importante en estos hechos de octubre, la Viceministra destacó el desarrollo de la comunicación alternativa y de los resultados que se generaron de la comunicación interpersonal. “Por ejemplo, muchas de estas demandas y denuncias de los enfrentamientos que se suscitaban en ese momento fueron trasmitidas por la comunicación cara a cara entre los miembros de las juntas vecinales”.

Dijo que el momento que se vive actualmente es muy diferente al acaecido en 2003, cuando muchos medios de comunicación distorsionaban la información de la Guerra del Gas, porque en ese momento “no teníamos ese derecho y se tuvo que ejercer a través de la comunicación alternativa, utilizando la fotografía, el video y algunas radios.”

Además, destacó la participación de la colectividad de las mujeres alteñas, que desde diferentes puestos jugaron un papel determinante en lo que al final desembocó en el derrocamiento del gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada.

Remarcó que se debe mantener en la memoria la Guerra del Gas y que es un derecho a la justicia la extradición de Sánchez de Lozada, para que éste sea juzgado por el pueblo boliviano por los hechos de octubre.(Cambio)

También le puede interesar