XIII Festival de la Cueca en El Alto terminó con aplausos y alegrías

El Alto, 25 sep.- La decimotercera versión del Festival Internacional de la Cueca concluyó el domingo en medio de aplausos, alegría y aro aros. Fueron cuatro jornadas de cueca en las que artistas nacionales y extranjeros deleitaron al público con increíbles presentaciones. Cientos de personas coparon el Teatro Raúl Salmón de la Barra durante las cuatro jornadas, por lo que muchos de los asistentes debieron apreciar el espectáculo de pie.

Ocho ballets presentaron novedosas coreografías, entre ellas el Ballet Folklórico Municipal Sentimiento Boliviano (Potosí), Ballet Folklórico Marista Champagnat (Cochabamba), Ballet Folklórico Municipal de Oruro, Ballet Folklórico Municipal de Cima de Plata (Potosí), Gildance Studio Ballet (Sucre), Ballet Folklórico Illimani, Ballet Folklórico Municipal de El Alto y el Elenco Nacional de Folklore de Bolivia.

Festival Internacional de la Cueca en El Alto.

“Es increíble, nuestro teatro está abarrotado, un espacio donde no entra un alfiler. Hemos podido colmar las expectativas de la gente de El Alto y de los que han venido a visitar desde el interior de Bolivia. Además, tenemos un invitado especial ‘Así se llama Perú’, elenco que viene de Puno; es importante compartir porque la cueca no solo se baila en nuestro país, sino también afuera”, aseguró Saúl Callejas, director Municipal de Culturas.

“Para nosotros, mostrar la cueca es importante porque hoy por hoy esta danza es patrimonio cultural de Bolivia. Hace unos tres años que fue declarada así, nosotros ya vivimos como bolivianos esa noticia tan linda de que es patrimonio cultural de lo que es nuestra cueca”, agregó.

Por otra parte, recordó que el objetivo del evento es difundir, mostrar y promocionar lo que es nuestra cultura a través de la danza. “Tenemos alrededor de 800 estudiantes que están en EMDA (Escuela Municipal de Artes) y vamos a tener al próximo año algunas actividades donde vamos a estar mostrándonos no solamente en base a la cueca sino también a otros ritmos”, añadió.

Cabe resaltar que los participantes de la actividad recibieron reconocimientos y estatuillas. “Es lo menos que podemos hacer nosotros por la participación que hacen ellos, una estatuilla que representa la cueca, es una mano con un pañuelo, tallado en bronce y la certificación que se les está dando a cada uno de los que ha participado. Creemos que ellos deben llevar algo de lo que han visto acá y a través de este certificado, mostrar que nosotros reconocemos el trabajo que ellos están haciendo”, resaltó Callejas.

Finalmente, aseguró que este evento permitió, una vez más, lograr un encuentro entre hermanos bolivianos y latinoamericanos.  (AMI)

También le puede interesar