Detectan descuido y deterioro en piscina de El Alto

El Alto, 10 may.- Una inspección a la piscina semiolímpica de El Alto reveló que, a poco más de dos años de ser inaugurada, presenta deterioro y descuido en algunas de sus instalaciones. La visita, realizada la semana pasada, fue encabezada por el secretario Municipal de Desarrollo Humano, Vladimir Ameller, y el director de Deportes, Javier Alba.

“Vamos a pedir los respectivos informes para documentar cómo una obra nueva puede presentar deterioro y descuido en tan poco tiempo. Hay lugares inconclusos, pisos a medio hacer, equipamiento faltante, motores que prácticamente han colapsado o filtros que son de insuficiente capacidad para el volumen de la piscina. No está como desearíamos que esté”, afirmó Ameller.

Piscina semiolímpica de El Alto

La comitiva recorrió los diferentes ambientes de esta infraestructura edificada sobre 6.000 metros cuadrados, misma que fue inaugurada el 17 de agosto de 2014. Cabe recordar que cuenta también con una sala de medicina general, consultorio odontológico, sala de fisioterapia, gimnasio, piscina, dos albercas y los calderos respectivos.

“Hay una serie de tareas que como Gobierno Municipal debemos encaminar en infraestructura y equipamiento, para reposicionarlo y consolidarlo como un verdadero complejo deportivo; que sea uno de los íconos de la actividad física y deportiva de nuestra ciudad”, aseveró.

COMPLEJO DEPORTIVO AUTO SOSTENIBLE

La comitiva evidenció también que hay una considerable afluencia de niños y jóvenes deportistas a la piscina y al gimnasio, principalmente, quienes acuden al escenario en diferentes horarios durante toda la jornada.

“Eso es bueno porque significa que hay interés. Hay una apreciación del lugar por querer ocuparlo y lo que deberíamos pensar es cómo ampliar y difundir más el atractivo de este lugar para recibir más gente”, afirmó la autoridad edil al cabo de la inspección.

En esa perspectiva, explicó Ameller, se buscará que el complejo sea autosostenible, es decir que genere sus propios ingresos, por lo que su uso tendrá “un costo mínimo, de mantenimiento y de refacción, pero también para equipar mejor esta infraestructura”.

“En la medida en que fortalezcamos la capacidad de esta piscina para generar sus propios ingresos, vamos a estar en mejores condiciones para poder actuar más rápidamente ante los requerimientos o demandas que pueda tener”, agregó.

Asimismo, invocó a los usuarios para que cuiden los ambientes y los equipos, “que los mantengan en buen estado, para que este lugar no solamente sea un espacio para la natación sino para otros deportes; que sea un verdadero complejo deportivo”.  (AMI)

También le puede interesar