Iván Ocampo: “Muchas veces un disckjokey debe ser como un payaso”

El Alto, 29 ago.- En el desarrollo de una fiesta el disckjokey en muchas ocasiones tiene que ser como un payaso, es decir debemos ocultar nuestras tristezas con risas y alegría para hablarle al público. Iván Ocampo, viene trabajando casi 15 años como animador en discotecas de El Alto y La Paz.

Ocampo se declara “anfitrión de una fiesta”, tiene 29 años, proviene del signo Leo. Ha empezado siendo presentador y maestro de ceremonia en Karaokes de la urbe paceña. Desde su punto de vista un animador tiene que conocer enganches, sonido, luces y todos los componentes del armado de una fiesta. Este joven actualmente trabaja como disckjokey en la discoteca “Gala”, ubicado a pocos pasos de plaza Juana Azurduy de Villa Dolores.

Iván Ocampo, disckjokey boliviano.
Iván Ocampo, disckjokey boliviano.

Mientras recuerda sus inicios como DJ, con un paño de franela limpia con mucho cuidado su micrófono, su mayor tesoro. Con el semblante  nostálgico recuerda haber trabajado en la discoteca Buhos y Flamingo de la Ceja de El Alto. Al margen de ser DJ de lunes a viernes trabaja como auditor financiero, graduado del Bancario. Estudió hasta el segundo año de la carrera de Ciencias de la Comunicación Social de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA) por problemas familiares no pudo continuar su carrera universitaria.

“Todo comenzó cuando necesitaban un maestro de ceremonia en un karaoke y con un poco de temor he agarrado el micrófono y dirigido el acto de premiación de jóvenes cantantes que querían emular personajes como Thalia, Mijares, Luis Miguel e Isabel Pantoja”, explicó Ocampo.

Admite ser fiel oyente de radio Infinita y la discoteca FORUM, centro de diversión de Sopocachi. Se cataloga como uno de los referentes de los viernes por su voz melodiosa y gracia con la gente.

El próximo año pretende producir un programa deportivo donde se debatan ideas y opiniones deportivas porque se declara seguidor de la crónica deportiva, quiere reemplazar a Grover Echavarria, Luis Enrique Rivera, Gonzalo Cobo y Alfonso “Toto” Arévalo.

“No cualquiera puede ser animador merece responsabilidad y disciplina y no por decir cualquier tarugada para que la gente se ría”, concluye.

Este DJ alteño sueña convertirse en un empresario de la farándula, anhela traer grupos y solistas de otros países a Bolivia.

Texto y fotos: Alberto Medrano (Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.)

Últimas Noticias

Publicidad